Noticias

Notas y novedades
12 julio 2017

Los dibujos animados que hicieron historia se exhiben en el Paseo de las Artes

Los más conocidos personajes de los estudios Hanna-Barbera se exponen hasta el 19 de julio en el Paseo de las Artes. Están Don Gato, los Autos Locos y los Picapiedras, entre otros.

En el Centro Cultural Paseo de las Artes, ubicado en La Cañada y Pasaje Revol (Pje. Revol 299), a más de un adulto se le caerá un lagrimón y alguno que otro esbozará una sonrisa. Además, es un paseo ideal para los chicos que entran en el período de las vacaciones de invierno.

Es que, desde esta semana y hasta el 19 de julio se exhiben los dibujos que realizó el cordobés Mick Camaño cuando trabajó en los estudios de animación de Hanna-Barbera Productions, entre los 70 y los 80.

Y están todos los héroes de la infancia de aquellos años: Don Gato y su Pandilla, Los Picapiedras, Los Autos Locos, el Capitán Cavernícola, Los Imposibles, el Oso Yogui, Scooby Doo y siguen las firmas.

Hay imágenes a color y otras en blanco y negro, ya que Camaño guardó muchos de los originales sobre los que trabajó cuando efectuó esa experiencia laboral en Los Ángeles.

Los dibujos tienen un carácter histórico y le relatan al público la experiencia de los niños que décadas anteriores esperaban ansiosamente ver esas animaciones que se proyectaban de vez en cuando, en la época en que no había televisión por cable y las pantallas de nuestro país eran en blanco y negro.

Camaño viajó muy joven a Estados Unidos y cuenta que haber trabajado en esas ilustraciones fue cumplir un sueño de su infancia.

“El dibujo y la música fueron mi tabla de salvación”, le dijo a www.cordoba.gob.ar el artista mediterráneo que también integra la banda de rock and blues Crosstown Traffic.

La muestra se desarrolla de 10 a 21, con entrada libre y gratuita, en el marco de las actividades programadas por los 444 Años de la Fundación de la ciudad de Córdoba.

La exposición se concreta en las galerías de uno de los patios internos del Paseo y en sus paredes parece resonar la voz de cada una de nuestras madres, llamándonos para tomar la leche y ver Los Picapiedras. Yabba – Dabba – Doo!

Comentarios

Comentarios